Infancias: promoción de la salud en entornos comunitarios



  • La Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones impulsa dispositivos que fomentan el cuidado de la salud en diferentes barrios de la ciudad.

  • El programa de Prevención Territorial es clave para acompañar desde una perspectiva del cuidado y la contención.

El día de las Infancias se transforma en una oportunidad para pensar en la importancia del desarrollo de hábitos saludables desde épocas tempranas de la vida. En ese sentido, los espacios de recreación y las actividades lúdicas pueden ser un recurso significativo para la promoción de la salud integral.

Desde esta perspectiva trabaja la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones, que a través del programa de Prevención Territorial, impulsa en diferentes barrios de la ciudad, dispositivos que fomentan el cuidado de la salud, a la vez que promueven lo lúdico y el ejercicio de los derechos.

Vale señalar que durante la infancia, el juego es uno de los elementos distintivos al que niñas y niños destinan gran parte del día. Uno de los derechos de las personas menores de edad es a hacer deporte, jugar y disfrutar de un ambiente sano para crecer (Ley Nacional N° 26.061).



En ese sentido, los momentos para jugar representan recursos valiosos para la estimulación de hábitos saludables, a nivel personal y en relación con el entorno. A través del juego se puede favorecer el desarrollo de la espontaneidad, la imaginación y la creatividad. Además, es posible potenciar y estimular habilidades sociales como la empatía y el compañerismo. A nivel cognitivo, el juego favorece la estimulación de la atención, la memoria de trabajo, la coordinación, la inhibición de la conducta, entre otros.


Por ello, la inclusión de las infancias en los dispositivos de Prevención Territorial resulta clave para acompañar desde una perspectiva del cuidado y la contención.

Sobre el trabajo cotidiano en el barrio, Pablo Gómez, tutor de la Secretaría de Adicciones, expresó: “Hacemos un abordaje referido a la salud integral. Trabajamos desde el deporte y la recreación, y también complementamos siempre con el centro de salud del barrio, en donde una vez al año les sacamos turno a las niñas y niños para que se hagan el control de salud”.

Estos talleres apuntan a la generación de espacios comunitarios en los que niñas y niños puedan participar abiertamente.


Emanuel Yacopini, quien se desempeña como tallerista en un espacio de música que funciona en Barrio San Jorge, manifestó que desde este ámbito, se hace hincapié en la importancia del derecho a la recreación de niñas y niños, para “poder hacerles ver que el espacio público es también un espacio que está destinado para ellas, para ellos. En ese trabajo además hacemos hincapié en la familia, donde se fortalece toda esta cuestión de vínculos para un mejor ejercicio de los derechos”.


Espacios comunitarios y prevención de adicciones


Desde un abordaje integral con enfoque de derechos y propiciando la participación comunitaria, el programa de Prevención Territorial posee equipos de profesionales que elaboran proyectos de intervención según las necesidades y demandas detectadas en cada zona.


Entre los talleres que existen se desarrollan semanalmente actividades deportivas, musicales y artísticas. Así, la generación de actividades que reduzcan la vulnerabilidad y desarrollen la calidad de vida de las niñas y niños funcionan como factores de protección frente al consumo de sustancias.

Por su parte, Yael Samban, coordinadora del Programa de Prevención Territorial, explicó “más allá de la especificidad temática del taller, la idea es que en esos espacios se puedan abordar cuestiones vinculadas a cómo se construyen vínculos saludables con otros, comunicación asertiva, aprender a escuchar, y mejorar los tratos con las demás personas”.


“Los espacios comunitarios-prosiguió– son fundamentales, porque las niñas y niños transitan distintos espacios de la comunidad a lo largo de su vida, ámbitos que terminan siendo de contención para las niñeces y sus familias. Por eso es tan importante que en estos contextos se puedan brindar herramientas para poder llevar adelante una vida saludable, individual, familiar pero también comunitaria”.